Clínica Dental Doctores Navarro

976 394 629
658 999 550

Horario de lunes a viernes: 8:30 a 20.30 de L a V.

¿CEPILLO ELECTRICO O MANUAL?

imagesCAMZG0HNuntitled.3

ELECTRICO sin lugar a dudas.

Los cepillos eléctricos tienen una vibración que no se puede conseguir con un movimiento manual. Además está demostrado que las personas que utilizan correctamente el cepillo eléctrico tienen mucha menos placa bacteriana que las que usan el manual.

VENTAJAS CEPILLO ELECTRICO

No hay que hacer ningún movimiento de vaivén. El propio cepillo es el que lo hace. Basta con presionar ligeramente en la unión entre diente y encía y el cepillo hace el resto.

Muchos tienen incorporado un “timer”, que nos avisa del tiempo que llevamos.

Además, la sensación de limpieza que nos deja es mucho mayor que con uno manual.

INCONVENIENTES

En pacientes con Biotipo Fino (encía muy fina), están contraindicados debido a la dureza de los filamentos y al poco control que tenemos sobre la fuerza que ejercemos. Hay peligro de provocar retracciones de la encía.

En niños pequeños es poco fiable, ya que juegan con él, más que cepillarse, haciendo espuma o cosquillas en la encía y la lengua.

EN RESUMEN

Los cepillos eléctricos cepillan mejor que los manuales, pero no están indicados en todas las personas.

La última palabra la tiene el dentista que valorará cada caso en particular recomendando uno u otro según el caso.

Me sangran las encias cuando me cepillo los dientes

Lo primero que tenemos que saber es que las encías no deben sangrar NUNCA.

Una vez dicho esto, a más de la mitad de pacientes que acuden a nuestra consulta, les sangran las encías cuando se cepillan los dientes.

Y a la gran mayoría le sangra algún punto durante una profilaxis (limpieza bucal) en clínica.

Esto es debido a una enfermedad denominada GINGIVITIS, que consiste en una inflamación de las encías consecuencia de una proliferación bacteriana en el surco que existe entre nuestra encía y el diente.

En caso de tener una predisposición especial y mala higiene puede derivar en una PERIODONTITIS (antiguamente conocida como Piorrea). Las personas que además sean fumadoras sufrirán esta enfermedad de manera más importante. La periodontitis es básicamente una gingivitis + pérdida de hueso.

¿Qué se puede hacer? En caso de ser una gingivitis, basta con hacer una profilaxis y seguir las instrucciones de higiene que nos recomienden en nuestro dentista. A los pocos días notaremos una mejoría clara del sangrado. A partir de aquí,lo más importante es el seguimiento.

En caso de ser una periodontitis requiere de un plan de tratamiento más exhaustivo en función del tipo que sea y de la pérdida de hueso que haya.

Me cepillo los dientes tres veces al día y tengo caries. ¿Qué hago mal?

Lo primero que tenemos que saber es  la causa que provoca la caries. No sólo depende de la ingesta de alimentos azucarados o de la mala higiene.

El principal factor es la predisposición individual, es decir, lo que hemos heredado y que NO podemos modificar por mucho que queramos.

Al igual que existe una predisposición para desarrollar otro tipo de enfermedades o dolencias (Hipertensión Arterial, Diabetes, etc…) también hay gente que hereda un esmalte más poroso o menos calcificado y ante un acúmulo pequeño de placa bacteriana desarrolla una caries.

Lo más importante es que sepamos dónde tenemos que hacer más hincapié. Por ejemplo una persona que va al dentista una vez cada año o cada 2 años y cada vez que va tiene caries nuevas, está claro que no hace una correcta higiene en casa y tendrá que cambiar hábitos. También tenemos a diario en la consulta el caso contrario:  pacientes que vienen 1 vez cada 6-7 o más años y con mala higiene y no les encontramos caries, sólo inflamación de encías (gingivitis).

Resumiendo los factores que provocan la caries:

                                            1. Predisposición individual.

                                            2. Ingesta de alimentos con alto contenido en azúcares.

                                            3. Mala higiene oral.

Para prevenir la aparición de caries:

       1. Debemos hacer un correcto cepillado con una pasta fluorada (actualmente todas lo son),  pasar la seda dental y los cepillos interdentales.

             Esto hay que hacerlo después de cada comida. La más importante es después de la cena.

2.  Intentar no tomar bollería industrial ni bebidas carbonatadas. Y si lo hacemos, procurar cepillarnos los dientes lo antes posible.

3.  Acudir a nuestro dentista al menos 1 vez al año.

Personas con alta predisposición a la caries:

1. Acudir al dentista 2-3 veces al año. (según recomiende su dentista)

2. Cepillarse con una pasta con ALTA concentración de flúor.

3. Utilizar algún colutorio específico para evitar caries. (existen de uso semanal o diario)

4. Realizarse una fluorización topica en clínica. (según recomendaciones de su dentista)

Se me ha oscurecido un diente. ¿Tiene solución?

Son muchos los pacientes que acuden a nuestra clínica para preguntarnos por un oscurecimiento de alguna pieza dental.

La razón en la mayoría de los casos es que esos dientes están endodonciados (ya no tienen nervio). Puede ser un proceso lento, que se haya ido oscureciendo paulatinamente a lo largo de los años o también puede pasar en pocas semanas.

Copia de antes

Otro motivo de oscurecimiento de un diente es una necrosis (muerte del nervio), ya sea tras un traumatismo agudo como un golpe, uno crónico como tratamiento ortodóncico o pequeños traumas repetitivos en la oclusión.

Cuando sucede esto, lo más habitual es que ocurra en alguno de los dientes anteriores, que se ven mucho más que el resto y al mostar una pequeña sonrisa ya se ve enseguida una zona oscura.

DSCN1674

El tratamiento que realizamos en nuestra clínica es un blanqueamiento interno de ese diente sin tocar la estructura externa del mismo. Y obtenemos unos resultados muy satisfactorios.

Copia de antes                           Copia de despues

 

DSC_0071                   DSC_0141

 

DSCN1674                    DSCN1828

 

RECESION GINGIVAL

Marzo 2013. Es frecuente encontar gente con un problema “muy pequeño” pero que causa verdaderos tratornos tanto a nivel de sensibilidad como

de inflamación e irritación de encías. Es lo que en odontología se denomina RECESION GINGIVAL o RETRACCION GINGIVAL.

Debido a diferentes causas (frenillos, acúmulo de placa, ortodoncia previa, etc..) se produce una bajada de la encía que expone una zona

del diente que no se veía antes, dándole un aspecto de diente mRECESION GINGIVALás largo. Esta zona del diente es el cemento y es mucho más sensible que

el esmalte, por eso provoca dolor con los cambios de temperatura. Además de tener una encía mas débil que en el resto de los dientes adyacentes.

DSC_0297          Este tipo de recesión se llama Miller tipo I

Acude a nuestra consulta una paciente de 35 años refiriendo una molestia con el cepillado y líquidos fríos en la zona antero-inferior.

Tras hacer una exploración observamos una recesión en la encía de un incisivo inferior.

Vemos la diferencia de altura en los dientes inferiores

Tras hacer las pertinenetes radiografías, historia clínica y exploración del resto de la cavidad bucal decidimos realizarle un INJERTO DE TEJIDO CONECTIVO

del paladar de la paciente.

Ressultado tras 6 meses del tratamiento:

 DSC_0057

Podemos observar la línea que veíamos el fotografía anterior como ha subido estando a la misma altura en todos los dientes.

Con este tratamiento la paciente ya no sufre hipersensibilidad en la zona y el cepillado no molesta.

DSC_0297   ANTES         DSC_0057 - copia (2)    DESPUES

¿ES BUENO COMER CHICLE?

untitled

 

Esta es una pregunta que la gente no suele hacerse. Basta con comprar un paquete de chicles sin azúcar y estamos tranquilos.

Pero lo cierto es que masticar chicle durante un tiempo prolongado no es bueno para la musculatura masticatoria ni para la articulación temporomandibular.

Lo ideal sería masticar chicle después de una comida, en caso de comer fuera de casa. Y que ese chicle no contenga azúcar y si puede ser que lleve xilitol.

¿Cuando empezar a cepillarse los dientes?

IMG_7704
Es una pregunta muy frecuente entre nuestros pacientes. ¿A qué edad es bueno que comience a cepillarse los dientes mi hijo?

La respuesta no puede ser más sencilla. Desde el momento que le erupciona el primer diente ya deberíamos (los padres) empezar a cepillar o limpiar con una gasa ese diente.

Más adelante a medida que el niño va creciendo tenemos que introducir poco a poco rutinas de cepillado. Primero dejándole que juegue con el cepillo, después añadiendo pasta de dientes infantil con flúor.

Cuando el niño tiene entre 5 y 6 años va a comenzar el recambio dental y es una edad muy buena para ir por primera vez al dentista.